La Generalitat destina cerca de un millón de euros para mejorar la accesibilidad de los edificios públicos de la provincia de Alicante

Disability_symbols.svg_

El director general de la Administración Local, Antoni Such, ha anunciado que la Generalitat ha destinado cerca de un millón de euros para mejorar la accesibilidad de los edificios públicos en la provincia de Alicante, lo que supone haber aumentado un 65% el presupuesto que se destinó el pasado año para la eliminación de las barreras arquitectónicas de las casas consistoriales y otros edificios de uso público.

Antoni Such, acompañado por la delegada del Consell en Alicante, Antonia Moreno, se ha reunido esta mañana con los alcaldes y alcaldesas de los municipios que han obtenido la subvención en esta provincia.

Un total de 25 municipios alicantinos de menos de 50.000 habitantes han resultado beneficiarios este año de las ayudas para acondicionar sus edificios públicos, es decir, el total de los municipios que las han solicitado y, gracias a ellas, podrán ofrecer a la ciudadanía servicios públicos de mayor calidad, especialmente en aquellos edificios cuyos destinatarios habituales son personas de la tercera edad o con diversidad funcional.

Incremento de las ayudas

La accesibilidad es un tema fundamental para el Gobierno valenciano, tal y como ha señalado el director general de la Administración Local porque «facilita a la inmensa mayoría de la ciudadanía, independientemente de sus características y su propia diversidad, acceder a los edificios en las mismas garantías y en igualdad de condiciones».

Al termino de la reunión, Antoni Such ha asegurado que la prioridad del Consell es garantizar unos servicios públicos de calidad para toda la ciudadanía y por esa razón la Generalitat «ha hecho un esfuerzo incrementando los recursos económicos».

El pasado año la Generalitat invirtió en la provincia de Alicante 572.839 euros para mejorar la accesibilidad en los edificios públicos y este año ha incrementado su presupuesto un 65%, puesto que ha pasado a ser de 950.082 euros.

Beneficiarios alicantinos

La Generalitat puso en marcha estas ayudas para mejorar la accesibilidad de los edificios públicos en el año 2018 y, desde entonces, los municipios alicantinos han recibido 2.879.736 euros para esta finalidad.

A través de la convocatoria de 2022 l’Alqueria d’Asnar, l’Atzúbia y Murla, municipios con un presupuesto inferior a un millón de euros, verán financiados sus proyectos al 100% al recibir 232.819 euros.

Por su parte, Albatera, Benijófar, Bigastro, Cox, Rafal, Beniarbeig, Benitatxell, el Verger, Ondara, Orba, Callosa d´en Sarrià, Orxeta, Banyeres de Mariola, Onil, Muro de Alcoy, Sax y Salinas, municipios con un presupuesto entre uno y diez millones de euros, recibirán 623.695 euros para financiar el 63% del coste total de sus obras.

Finalmente, Almoradí, Pego, Tibi, Monóvar y Petrer, cuyos ayuntamientos cuentan con un presupuesto superior a los diez millones de euros, recibirán 115.332 euros para financiar el 45% de las obras.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies