ActualidadMaribel TorresOpinión

¡Vaya tropa!

Últimamente con mayor fuerza, me asalta la duda y no sé si, como dicen, tenemos a los políticos que merecemos, o ellos no se merecen a la ciudadanía que les sustenta. Yo estoy por esto último, y no sin razón. ¿Cómo sino valorar la situación económica que vivimos la mayoría de los ciudadanos y la poca empatía que muestran algunos políticos, la mayor parte de ellos con responsabilidades de Gobierno? Subidas estratosféricas de luz, y derivados, combustible, gas, cuota de autónomos, y todo lo que va a continuación ya que, por citar algo, la cesta de la compra se ha disparado, al menos al mismo ritmo y ojo, no todo ha subido a raíz de esta guerra que tanto dolor está causando en Ucrania y a todas las personas que vemos con estupefacción y gran dolor lo que la sinrazón es capaz de hacer sin tan siquiera un pestañeo.

Además de las medidas adoptadas por el Gobierno, nos encontramos con que, al más puro estilo porque yo lo valgo, se ningunea a quienes, con toda la razón, reivindican la defensa de sus intereses, como esos autónomos que hartos ya de trabajar a pérdidas se han plantado,  o  se aplaza la respuesta al clamor de la Cámara ante  decisiones unilaterales de asuntos que precisan del consenso y la escucha de todas las sensibilidades que sumamos en este país, como esa carta escrita, con, según citan los expertos,  alguna que otra falta de ortografía, al Rey de Marruecos y que por no decir no dice nada y eso quizá sea lo más preocupante ya que tampoco sabemos si hay algo más, vaya usted a saber si ahora le ha dado por el género epistolar y van saliendo por capítulos. A todo esto, y sin más comentarios, ya que, a ellos, como al coronel, nadie les escribe, les han dejado solos y sin amparo pese a los compromisos y respaldo internacional para ese referéndum de independencia que nunca llega. Sí, me refiero al pueblo saharaui, de ese del que, el señor presidente opina que la decisión adoptada, “la base más seria, creíble y realista» es por su bien. Y de paso, fastidiamos las relaciones con Argelia, ¡pues vaya!

Pero el panorama anda revuelto en todos los flancos. Memorable el vete al médico de un diputado de Vox cuando se exponía en el parlamento la preocupación por la poca atención a la Salud Mental en dotación presupuestaria, RRHH, etc.

O la falta de sensibilidad del aspirante a presidente /Candidato del Partido Popular, señor Feijo, llamando autista al presidente de Gobierno señor Sánchez.

Podía haber dicho que tenemos un presidente poco empático, con nula capacidad de escucha, insensible, e incluso imbécil, si le parecía que le encajaba en su relato. Sin embargo, quedó expuesta su escasa sensibilidad hacia las personas que sufren este trastorno. Me dicen que ha pedido disculpas, me lo creo, no es para menos, pero que quieren que les diga, después de aquel lo siento, no volverá a ocurrir… ¡Vaya tropa!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies