ActualidadMontserrat Gascó Alcoberro

La fábula de la ‘Desdichada Cultura’ y el ‘Síndrome de los nuevos ricos con dos cocinas’

En marzo del año pasado la inspectora Marleau, Corinne Masiero, se desnudó en plena ceremonia de entrega de los Cesar, el equivalente a los Oscars americanos, y lució en su espalda un mensaje que decía “Rend nous l’art Jean” o lo que es lo mismo ‘Devuélvenos el arte, Jean’, en referencia a Jean Castex,actual primer ministro de Francia y en su momento encargado de las estrategias para que la población francesa saliera progresivamente del confinamiento por Covid.

Masiero alias Marleau protestaba porque las salas de cine francesas habían estado cerradas durante 3 meses, y algún premiado, Stephane Demoustier, se sumó a la reivindicación y dijo aquello de que «Mis hijos pueden ir a Zara pero no al cine…es incomprensible».

La ‘rebelión’ de los franceses es fácil de entender si tenemos en cuenta que la ‘Cultura’ es una de las más importantes industrias del país. Aunque nada es perfecto, hay que reconocerles a los galos que dedican dinero y esfuerzos a la conservación patrimonial, la museización, y las políticas pro-activas culturales por convencimiento[1] y porque descubrieron que como resultado obtienen una importante fuente de ingresos económica y social. Recuerdo unas jornadas en 1998 en Estrasburgo, con el irrepetible Eduard Delgado, que ya hablamos sobre que el presupuesto de la ciudad excedía proporcionalmente por mucho a Barcelona o Madrid. Efectivamente, aún hoy en día podemos ver la importancia que la Cultura tiene en la ville de Estrasburgo (~281.000 habs la capital y ~492.000habs el eurodistrito) donde la partida destinada a la misma alcanza la cifra de 99,5 millones de euros de presupuesto.

Por otra parte, Valencia con casi 792.000 habitantes ha presupuestado para el 2022 unos 28,6 millones de euros. La ciudad de Málaga con 577.405 habitantes presupuestó para el 2021 casi 52 millones de euros. Madrid en el 2021 con 3.334.730 habitantes gastó (hasta noviembre del 2021) la cantidad de 136.852.181€ de los cuales un 40% fue destinado a la Dirección y gestión administrativa de Cultura, Turismo y Deporte. La ciudad condal, Barcelona, con 1.660.314habs destinó 180.173.944 €a Cultura, de los cuales la administración general de la Cultura se llevó un 20% del presupuesto. Palma de Mallorca con 420.000habs en el 2021 destinó casi 13 millones de euros para la partida de Cultura.

Y ¿Cuánto toca por habitante del presupuesto de Cultura? pues las siguientes cifras delatan la importancia de la Cultura en los presupuestos públicos:

  • Estrasburgo-Eurodistrito 354€-202€/habitante
  • Barcelona capital 108€/habitante
  • Málaga capital 90€/habitante
  • Madrid capital 41€/habitante
  • Valencia capital 36€/habitante
  • Palma de Mallorca capital 31€/habitante

Durante los últimos veinte y cinco años hemos sufrido la mayor proliferación de enormes construcciones, algunas veces gigantescas, de casas, centros y/o institutos temáticos, etc. casi todos llevando la extensión ‘Cultura’; curiosamente  la mayoría de estos nuevos entes tiene como máximo empeño reproducir la vida teatral de la capital del reino(¡nada que objetar¡)que vengan, que vengan todos a hacer funciones a provincias! Y la concepción de las que quedan por construir no es muy diferente a las que se construyeron entonces. Las cifras de más arriba son bastante elocuentes, y sirven para ilustrar las actuales estrategias en tema de Cultura, y evidencian que la mejor política cultural es la que, como diría un inglés, ‘starts from scratch’.

Y mientras tanto todos los salones de actos de las escuelas, los edificios públicos, así como las zonas deportivas escolares se cierran a la comunidad, porque todo, todo, se paraliza fuera de horario lectivo y durante los fines de semana. Aunque el éxito de las políticas culturales no se basa en que todos los espacios tengan las puertas abiertas, desde luego sí que es importante que lo estén y se pueda hacer uso de ellos. Ante esos lugares cerrados, se dice, muy bajito, que hay falta de personal para poder abrir estas instalaciones en horario no escolar o  de no atención al público, y así seguimos, perdiendo desde tiempo inmemorial la oportunidad de crear nuevos puestos de trabajo y de ‘trabajar la culturalidad y el deporte’ desde la base, y es que en este país aún no nos hemos quitado de encima lo de las ‘dos cocinas’, ¡¡una para cocinar y otra sin usar para mostrar a las visitas, creo que a esto se le llama ¿ el síndrome de ‘nuevos ricos’?!!

Montserrat Gascó-Alcoberro


[1] Celebre es la condecoración Caballero de la Legión de Honor de Francia, cuyo origen se remonta a 1802,que se otorga a personas que destacan en su profesión, entre ellos destaca la concesión a actores y actrices, artistas plásticos, cantantes, deportistas, etc.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies