ActualidadEl Turista Original

Veranear con la pandemia

Se califica al verano de 2021 como breve pero intenso, en constante convivencia con las olas pandémicas de la covid. La salud y la economía, enzarzadas en un pulso que en la segunda parte del verano ha dado un respiro, por el comienzo de la bajada de la incidencia y por la recuperación de la ocupación. La mitad del tejido empresarial, es decir el comercial, los apartamentos regulados, y las agencias de viajes acusa pérdidas y el resto de subsectores turísticos están de acuerdo en que se llegan a revalidar encuestas de 2019. Y es que, según todos los actores de este reportaje, tanto representantes empresariales como políticos, las expectativas se han visto superadas y agosto marca una tendencia al alza en todos los sentidos, pero con preferencia por un turista de ocio y de diversión que ha dejado un poco de lado las compras. Analizar de forma positiva parte del verano expresa cierta esperanza después de que 2019 marcó éxitos de cifras poco alcanzables. Tras la vacunación se abre un nuevo escenario al que se tendrán que aportar no solo tops sino una racionalización del modelo turístico que requiere la salud pública y el medio ambiente.

Avibe. Juan José Pérez Parker. Las agencias de viajes respaldaron al cliente frente al consumidor digital. Los movimientos en las agencias de Benidorm en agosto han sido un 40% menos que en 2019. De forma evidente estos espacios que son un nexo de unión entre la oferta y la demanda viajera “se quedaron casi sin operativa”, resalta Parker. Y es que no tenían demanda pero tampoco producto que vender si contábamos con una perimetración que nos dejaba en el interior de la Comunidad. “En 2020 volvió el turista nacional, pero nos quedamos huérfanos del visitante británico. Es una situación delicada porque nuestro sector trabaja con pocos márgenes y éstos han llegado a ser irrisorios”. El cierre de agencias y la disminución de personal entre otras cosas da la razón a esta valoración del presidente de Avibe.

Pero lo cierto es que las agencias han salvado con su intermediación a la clientela que se quedó sin poder viajar por la pandemia. Según Parker, sus clientes pudieron reembolsar el coste de las vacaciones contratadas mientras que no ocurrió así con los que recurrieron a la compra online. “Hemos dado seguridad a la clientela”, matiza. Y es que la competencia entre las agencias y la venta por Internet ya empezó a diezmar a los establecimientos hace unos 15 años. “Las agencias hemos ido perdiendo peso porque la gente compra por Internet y la pandemia ha agudizado este hecho que nos lleva a desarrollar una diferenciación de la agencia de toda la vida”.

HOSBEC y GF Hotels. Fede Fuster. “Los hoteles medios han bajado sus precios hasta un 40%”.

Perteneciente a una nueva generación de empresarios hoteleros benidormíes, Fede Fuster, valora desde su propia experiencia y como vicepresidente de HOSBEC una temporada en varias fases de las que la entrada en verano fue floja, con un 50% de ocupación de la que el 92% fue turismo nacional. Y un agosto coincidente con la quinta ola del Covid pero que superó todas las expectativas, llegando al 90%.

En septiembre se constata una recuperación del mercado británico, cuya previsión al alza defiende Fuster con los datos que les llegan de los operadores turísticos y los aeropuertos.” Puede haber cancelaciones, pero las previsiones están fundamentadas. Desde luego 2019 fue un año excelente y no podemos comparar”.

También constata dos ritmos, por un lado los hoteles de cinco estrellas, con buenas ofertas y que han aguantado muy bien la temporada; y los establecimientos de  tres o cuatro estrellas, de clase media, “con una bajada preocupante porque los precios se han reducido entre un 30 y un 40%”.A finales de septiembre hay un 90% de hoteles abiertos en Benidorm a la espera de la llegada del turismo británico y con la incógnita de si habrá cierres, dependiendo de la evolución de los ERTES.

La Encuesta mensual de HOSBEC verifica crecimiento sostenido de ingleses. Los datos que recoge la patronal hotelera informan de una ocupación del 70% en el mes de septiembre, con picos durante los fines de semana y con la apertura de 3.000 plazas más lo que pone a casi todos los hoteles de Benidorm en abierto (un 87% de los socios de HOSBEC).

Se registra un crecimiento sostenido del turismo británico que en estos momentos sobrepasa el 18% de porcentaje entre los turistas internacionales; le sigue Portugal (5´4%);Bélgica (2´8%); Países Bajos(2´2%); y Francia(1%). La asociación hotelera espera mejorar datos con la concreción del programa del Imserso, que no tardará en ponerse en marcha, aunque con unas condiciones de rentabilidad poco deseables para los empresarios, según han venido denunciando.

APTUR. Miguel Ángel Sotillos. “Prefiero ser moderado con la previsión de británicos porque hay altas cancelaciones”. La asociación controla unos 3.000 apartamentos aunque son muchos más los que hay y que escapan al control fiscal; en la Comunidad Valenciana son 80.000, un 55% de las camas legales de la región. El análisis de Sotillos divide la primera parte del verano con un junio y primera quincena de julio negativos, una segunda quincena buena y una muy buena ocupación del 4 al 24 de agosto, entre el 80 y el 90%, cuando se esperaba solo el 70%.

El mes de septiembre quizá no pase del 50% “porque los apartamentos no podemos hacer los ajustes que realizan los hoteles”, precisa. “No estamos en la senda de la recuperación porque el cliente que viene en septiembre, extranjeros, no lo pueden hacer. El mercado no va bien. En agosto sí que tuvimos a extranjeros nacionalizados españoles que no fueron a sus países de origen a ver a los familiares”.

Sotillos recalca que la bolsa económica que les depara una buena estancia estival otros años para subsistir en invierno esta vez es inexistente. A ello se suma una capacidad de endeudamiento agotada porque ahora hay que afrontar el pago de los préstamos ICO. “Las ayudas tampoco han llegado y las que ha habido son muy pequeñas. De las que iba a dar el Instituto Valenciano de Finanzas, más del 80% se ha denegado porque dicen que habría un sobreendeudamiento”.

Así las cosas, el presidente de APTUR señala que “prefiero ser moderado porque la ocupación de británicos es testimonial y hay altas tasas de cancelaciones; no se pueden echar las campanas al vuelo porque esas previsiones luego nos pueden perjudicar para ciertas ayudas. Desde luego que si cambia el semáforo de Gran Bretaña va a suponer un espaldarazo importante”.

AICO sitúa en un 40% menos que en 2019 la venta en comercios. Éste es uno de los segmentos que se considera dañado y a golpe de vista son numerosas las tiendas que han cerrado durante la pandemia. Según las cifras que maneja la asociación, este verano se han dado un 40% menos de ventas que en 2019, mientras que la hostelería y el ocio bullían de clientes, las tiendas se dejaban de lado, según su secretario, Juanjo Camarasa. Pero aquí también se dan varias velocidades: los bienes diarios que incluyen alimentación , se situaron en niveles prepandémicos; en farmacias y ópticas solo se ha perdido un 20% de consumo.

Y entre las cinco zonas que distingue Aico, destaca el centro y el casco histórico donde se perdió entre un 30 a un 40% respecto a hace dos veranos. Una de las grandes damnificadas es la parte del Rincón de Loix- paraíso de los británicos- donde calculan que se ha facturado un 80% menos, sobre todo en los que se refiere a productos ocasionales (léase jugueterías).

La valoración conjunta es que el cliente ha venido a divertirse y a consumir, pero no a comprar, un perfil que describe al turista de los meses centrales del verano. Aico espera ahora a lo clientes británicos y al Imserso que sí son consumidores en comercios y que pueden dar un vuelco a los meses de septiembre y octubre.

ABRECA-COBRECA. Javier del Castillo. “Mucho trabajo, pero con clientes de nivel medio-bajo” Según Castillo el verano en la ciudad ha sido “bastante interesante” con mucho trabajo y la playas, paseos y restaurantes llenos de turismo nacional. Pero resalta que “el nivel del visitante ha sido medio-bajo, con pocas consumiciones y quejas de precios altos y por la escasa cantidad de comida que decían había en los platos. Aumentaron mucho los grupos de gente que se iban sin pagar”.

Otra de las situaciones ha sido la escasez de trabajadores para el sector, muchos en ERTE o la reducción de porcentajes en interiores lo que restó trabajo que no ha podido llegar a los niveles de 2019, según el presidente de esta asociación que reúne a 200 establecimientos de los 1000 que hay en la ciudad. Castillo apunta a las grandes pérdidas en 2020 y la escasez de ayudas públicas así como la dependencia de los préstamos ICO, con carencia de dos años pero que habrá que empezar a afrontar en breve.

Septiembre está dando menores cifras de consumidores pero “el cliente es distinto porque con menos trabajo haces la misma caja que el mes pasado, no es tan familiar y es más empresarial. Hay que tener en cuenta que debemos aguantar todo el año y somos un tipo de ciudad que funciona como una montaña rusa”. Castillo confía en que se ponga en marcha el turismo internacional lo que podría dar una presencia del 40%.

Para la captación de clientela han puesto en marcha la marca jappi que agrupa  a 50 restaurantes y a apartamentos para ofrecer paquetes de menús, estancias y ocio. Para los restauradores es una forma de fomentar la actividad, incluida la comercial, y hacer la competencia al “todo incluido” de los hoteles que tanto daño dicen ha hecho a la hostelería.

Los políticos de la comarca valoran la temporada turística atípica pero que recupera algunos valores de 2019

Toni Pérez, alcalde Benidorm. “La movilidad ha cambiado de forma drástica”. El alcalde benidormí se suma a una valoración positiva de la época estival que cifra en un 96% de turismo nacional y, el resto extranjero. Pero el mayor cambio se ha producido en el tipo de movilidad, “drástico” según Perez, minorizando los vuelos y poniendo en primera línea al vehículo con cifras récords este año: una jornada de agosto registró 100.000 tráficos internos, es decir, creció un 10% respecto al que más movimiento tuvo en el mismo mes de 2019.

En el mismo sentido, los aparcamientos arrojaron grandes cifras con una ocupación de un 132%. Y todo ello a pesar de que los aparcamientos disuasorios aumentaron en 5.000, con vías que no se utilizaban de manera tradicional para ello, como las entrantes avenidas Juan Pablo II o Murtal.

“La afluencia ha sido masiva”, apunta Pérez a pesar de que sabe que algunos datos chirrían porque pueden chocar con la aspiración a ciudad inteligente, ese funcionamiento como smart city que exige eficiencia y sostenibilidad.

Pérez corrobora el buen funcionamiento del alojamiento turístico y hotelero y el crecimiento imparable del consumo en hostelería. “Y septiembre creo que nos va a dar buenos datos, no podemos volver a la estacionalización; en un primer momento hubo un bajón en septiembre, pero el turista ha vuelto aunque haya empezado el periodo lectivo y laboral y el turismo británico va a volver a liderar las encuestas y desbancará al francés que había ocupado su lugar”.

Y hay otros medidores de este crecimiento rápido de la estancia turística que el Ayuntamiento de Benidorm controla hace años. Por ejemplo, el consumo de agua, en lo que respecta a los meses de julio y agosto la ciudad llegó a los dos millones de metros cúbicos, cuando en 2019 los rebasó en poco. Además, los primeros ocho meses del año en comparación con el año prepandemia indica que este verano solo se consumió un 14% menos de agua.

Otro indicador de la estancia de visitantes es la recogida de residuos sólidos, que sigue la misma tendencia que el agua. En julio y agosto de 2021 se han recogido 10.232.160 kilos cuando el año pasado fueron solo 7,6 millones. La asistencia a las playas también alcanzó índices masificados que no se veían desde hace dos años.

Luis Morant, concejal de Turismo y Medio Ambiente de L´Alfàs del Pi. “Temimos morir de éxito”. L´Alfàs es conocido por ser un municipio que acoge a decenas de nacionalidades, esto ha hecho que la crisis por el Covid haya sido menos visible gracias a esos residentes a los que se somete a campañas para que se empadronen. Morant considera esta temporada que termina como “positiva “con los hoteles al 85% y en el 100% los fines de semana.

El edil de turismo incide en que el turismo de la localidad es un “poco rural” por su relación con las visitas al Faro del Albir, una pequeña ruta que dinamiza a la restauración de la zona que este verano tuvieron que colgar el cartel de completo muchos días. En cuanto a las playas, los usuarios de actividades como kayak o patines bajaron un 30% “pero el tono general ha sido positivo y también hemos ayudado a las pequeñas empresas en lo posible no cobrando las tasas de mesas y sillas”, subraya.

Los visitantes que hacen el Camino al Faro del Albir suelen llegar a unos 300.000 al año y en este 2021 se han contabilizado 178.000 paseantes en la franja de ocho de la mañana a tres de la tarde por lo que el cómputo global será similar al de un año normal. Sin embargo esta cifra exitosa choca con la protección del parque natural de Serra Gelada, donde está ubicado el camino.

Morant reconoce esta dualidad que tiene una doble lectura porque el edil dirige Turismo y Medio Ambiente. “La verdad es que tenemos que surfear emociones, por un lado, recibimos visitantes pero lo protegemos con medidas restrictivas al prohibir bicicletas o patines en ciertas áreas y fomentando el camino a pie. Temíamos morir de éxito pero hay una limpieza excelente, fomentamos la pedagogía y hay voluntarios limpiando las pequeñas calas porque ahí también se ha notado la asistencia”.

El concejal reconoce que la ocupación turística no ha sido la deseada pero que el tipo de turista de L´Alfàs ha restado dramatismo a la crisis, con extranjeros residentes de octubre a mayo que viven en el municipio y de nacionalidades noruega o danesa.

Rubén Picó, alcalde de Confrides-El Abdet. “Intentamos dinamizar nuestros productos”. De Confrides nos interesa sobre todo El Abdet, una pedanía de 60 habitantes que este verano se instala en el mapa cultural. Y es que celebró su primer festival de cine con asistencia controlada, pero con interés en visionar películas y creando una socialización en la sierra. A lo largo del verano “la ocupación ha sido muy grande”, dice Picó.

Las casas rurales han estado al 100%, con personas llegadas de Valencia, Alicante o Benidorm. A todo ello se ha sumado el primer festival de jazz de Confrides con 295 entradas cada uno de los tres días que duró y que se desarrolló en la plaza del Nogal.

El alcalde pretende seguir con el fomento de productos y empresas de la zona y para ello tiene ya prevista una agenda de eventos de carácter mensual con solo alguna excepción en septiembre, noviembre y enero.

Juan Francisco Pérez, alcalde de Finestrat. “Los datos son esperanzadores”.  El verano ha sido positivo también para el municipio de Finestrat si se compara con el de 2020, “pero aún no es un año normal aunque son datos esperanzadores”. Las estancias hoteleras han estado cerca del 92% en agosto y del 86% en julio. El turismo nacional se nutrió de Madrid, Castilla-León, País Vasco, Castilla-La Mancha y Asturias. Esta situación provocó que la hostelería concentrara un alto movimiento “con la recuperación de muchos puestos de trabajo aunque no tanto como hubiéramos querido”, apunta Pérez.

Y Finestrat también juega con la dualidad de playa-montaña. En su casco histórico el alquiler de viviendas fue relevante y el turismo francés fue el que respondió a esa oferta rural que fue complementada por actividades culturales municipales.

En las playas, los números han empezado a recuperar cifras similares a otras temporadas: 329 usuarios atendidos en playas accesibles; 60 niños diarios en las actividades infantiles, con picos de 90 asistentes, de los que el 70% fueron españoles y el 30% extranjero compuesto por franceses y rusos de manera destacada.

Altea. El turismo cultural de Altea, entre los segmentos más demandados en redes turísticas.

Según un informe realizado por el Instituto Valenciano de Tecnologías Turísticas, Invat.tur, el turismo cultural es el tercero que más interacciones genera en redes sociales. Este hecho ha llevado al municipio de Altea a posicionarse entre los destinos culturales más demandados de la Comunidad Valenciana. Y entre esos productos destaca el Casco Antiguo que los visitantes y turistas han situado en tercer lugar de la región. La edil de Turismo, Xelo González, valora de manera positiva esta circunstancia y traslada que “desde el Ayuntamiento se está apostando por una especialización del turismo y el cultural es una de las muchas puertas que tenemos abiertas en Altea”.

La localidad cuenta además del recinto amurallado del Casco Antiguo con proyectos culturales como las Balconades, la Mostra d´Artesania o el Regreso de las Gárgolas, así como innumerables rutas guiadas.

En agosto el municipio tuvo una ocupación del 92%, con una mayoría de turistas nacionales entre los que destacan madrileños y valencianos, seguidos de vascos; entre el turismo internacional, en primer lugar los franceses, seguidos de belgas y británicos. Y otra vez el segmento cultural alcanzó su relevancia que se constata por el aumento de las descargas de la aplicación “Play Altea”, con rutas en formato de audioguía para conocer la historia y la cultura del municipio.

Amaya Marín Mendizábal