ActualidadMonserrat Gascó AlcoberroOpinión

¡Soy #BabyBoomer y estoy feliz de pagar la pensión de las #Rocios #Ylenias y los #David!

¡Pero bueno¡ ¿será por dinero y generosidad? ¡Che! ¡traed acá pacá las pensiones dels #xiquets! Això,ho pague jo!!

¿Se puede ser más feliz que saber a quién vas ayudar en el futuro? Eso no me pasaba desde los tiempos del #Domund. En el cole nos vendían estampitas con fotos de niños, supuestamente de África, y yo con apenas 7 años  ya tenía conciencia de la riqueza y la pobreza y de cuan afortunada (sin sarcasmo) era yo de contar con un plato en la mesa.

Sin acritud y también sin sarcasmos debo decir que esas fotos junto a la bondad de mis padres han conformado mi carácter y mi empatía por  todo aquello que huele a injusticia; y junto a lo que me daban para ‘apadrinar’ al niño de la foto agregaba yo los pocos céntimos que recogía aquí y allá. Aunque debo decir que esa feliz sensación de hacer algo útil quedo bastante mermada cuando descubrí que yo crecía  y mi cara cambiaba al contrario de los niños de aquellas fotos que siempre eran los mismos, y que en algún momento pensé que mis amigas y yo ayudábamos  a una familia numerosa porque muchas de nosotras teníamos la foto del mismo niño ¿serían sextillizos u octillizos?

Pero no importa porque yo estoy ¡FELIZ!, si con mayúsculas, porque eso no me ocurrirá con las #Rocios #Ylenias los #David y los #influencers que como ellos pueblan los realities de la televisión, porque ellos y los #influencerses de los realities, son únicos y yo mientras viva veré como se hacen mujeres y hombres y viceversa y emprendedores e independientes de sus padres y contribuiré a que tengan una buena pensión, eso se llama equidad ¿verdad?

Mientras tanto los sueldos de los jóvenes que no van a los realities siguen siendo infames, sus contratos inexistentes o leoninos y tienen una perspectiva de futuro poco esperanzadora; siguen sin regularse las prejubilaciones millonarias en los bancos junto a los sueldos indecentes de sus directivos, algunos van de fusión en fusión saqueándolo todo y reduciendo plantillas, por supuesto sin penalización , en más de 6000 personas; el agua, la luz del día y la oscuridad de la noche ,la plata o el coltán  ya no son  nuestros, y ¿saben una cosa? que me pregunto cuando sucedió que el ser humano, la sociedad, perdió el control sobre sus recursos naturales y sobre la gestión de lo bienes económicos comunes,  o es que tal vez  ¡nunca los tuvo!

Pero sigo feliz de contribuir a esa equidad después de haber trabajado yo como una beast, sufrido  techo de cristal, haber estado criando hijos mientras estudiaba, y seguir haciéndolo en la actualidad ¡pero bueno¡ ¿será por dinero y generosidad?

¡Che! ¡traed acá pacá las pensiones dels #xiquets! Això,ho pague jo!!

Montserrat Gascó Alcoberro