ActualidadOpiniónPilar Jiménez

TRABAJADORA SOCIAL: MI TESTIMONIO Y MI HISTORIA CON EL COVID 19

José Luis, Ana, Luis Alberto, Laila, Pedro, Victor, Andrés, Carlos y Vicente, fueron pacientes que estuvieron en el Hotel Medicalizado NH de Parla, su última parada antes de regresar a sus domicilios.

Desde el 23 de Marzo, se encontraban confinados en el Hotel, un edificio de ladrillo rojo, acostumbrado a hospedar a grupos de turistas procedentes de China y de Estados Unidos que acogió a pacientes con coronavirus en 60 habitaciones.

En tiempo record, en 48 horas, se desmanteló absolutamente todo y el NH se medicalizó bajo las órdenes del Hospital Universitario Infanta Cristina.

La misión del NH pasaba por liberar las camas del Hospital Universitario Infanta Cristina y de otros Hospitales de la zona Sur de Madrid: Eran pacientes que en principio podrían marcharse a sus casas, pero por las condiciones que presentaban, convenían que se quedaran en una zona intermedia.

En la Unidad de Trabajo Social del Hospital Universitario Infanta Cristina, se intervino en 17 casos, durante el periodo de estancia de los pacientes en el Hotel medicalizado.

Mi experiencia fue con los 9 pacientes citados en el primer párrafo.

La intervención que se realizó eran situaciones que por motivo del aislamiento suponían una situación de vulnerabilidad y existencia de necesidades básicas no cubiertas: Personas en situación de sin hogar, Personas con vivienda inadecuada para medidas de aislamiento social y Personas que convivían en pisos compartidos y los caseros los habían echado de su alojamiento.

A los pacientes se les proporcionó el apoyo psicosocial y emocional que permitía el adecuado seguimiento del aislamiento y la prevención de situaciones que pudieran hacer no viable el aislamiento.

Además de los recursos necesarios (alojamientos, gestión de traslados, comidas a domicilio, etc.), mediante la coordinación con los Servicios Sociales, Emergencias Sociales, SAMUR Social, Cáritas, etc.

El Hotel NH de Parla, medicalizado a finales de marzo para albergar a los pacientes de coronavirus en fase de recuperación, cerró sus puertas el pasado día 15 de Mayo,  tras haber dado de alta a todos sus pacientes.

Para mí ha sido una satisfacción enorme haber contribuido al bienestar y a la mejora de  la calidad de vida de estos pacientes.

El esfuerzo ha merecido la pena y se ve reflejado en dos de los agradecimientos, que he tenido de mis pacientes, que quiero compartir:

“Mi agradecimiento  es a todos los sanitarios del hospital, de la atención que han tenido con mi hermano. Y en especial, a la asistenta social Pilar Jiménez por toda su ayuda que ha estado pendiente en todo momento con la situación de mi hermano”. Muchas gracias por todo. Bendiciones”.

“Srta. Pilar, muchas gracias por el tiempo el cual ha dedicado hacia mi persona, gracias por las facilidades y la ayuda prestada a todas las personas que necesitamos un apoyo en algún momento de nuestra vida, felicitarle por un excelente desempeño dentro de sus funciones laborales de verdad ayuda a muchas personas como a mí en momentos que realmente lo necesitamos y sobre todo por estar pendiente día tras día de mi salud y mi recuperación. Gracias mil, gracias, un abrazo fuerte”.

Además la Unidad de Trabajo Social estuvo interviniendo en los pacientes fallecidos por COVID 19.

Se intervino en 50 casos de los 109 fallecidos en su totalidad.

Se estableció un protocolo de atención a familiares de pacientes fallecidos.

Este protocolo consistía en dar soporte emocional y acompañamiento a los familiares de pacientes fallecidos.

Se les ayudaba con los trámites de las compañías de seguros. Se diligenciaban entierros asistenciales y se procedía a gestionar su duelo.

Pero no todo ha sido negativo, nos quedan muchas cosas positivas que se han vivido en estos días de pandemia, valorando “el compañerismo, la solidaridad y el esfuerzo” de los profesionales sanitarios que han trabajado en el hotel y en el Hospital, a los que doy las gracias por todo y sobre todo a los pacientes y familiares que han sufrido en esta pandemia.

Pilar Jiménez Estévez

Trabajadora Social

Hospital Universitario Infanta Cristina