ActualidadMontserrat Gascó Alcoberro

Trasplantes, Objeciones de conciencia, Rifles de asalto y Minifaldas

Justicia divina y humana que va desde la excomunión a los trasplantados con huesos de perro, a la ley húngara contra la homosexualidad que impedirá a los menores ver las películas de Harry Potter

Será la primera vez que cuento esto de modo tan ‘público’, cierto es que en privado tampoco es que lo haya contado mucho, y tiene que ver con un accidente que sufrí a principio de los noventa cuando embistieron la moto en la que yo iba de paquete, me caí y operaron mi rodilla, meseta tibial y no se que más lindezas dijeron, la cuestión es que pintaba chungo; como resultado unos pocos meses de rehabilitación ya que pedí la alta voluntaria y volví al trabajo apoyada en mi bastón. 

La compañía aseguradora llevó el accidente a juicio, y la compensación se rebajó porque mi edad según los argumentos de la parte contraria, apenas la treintena, hacía que mis mejores años para lucir pierna, minifalda y casorio ya hubieran pasado. Por supuesto que todo esto no fue dicho tan explícitamente durante el juicio ni tan siquiera fue recogido literalmente, aunque subyacía en la sentencia, pero el lenguaje corporal y la gestualidad del abogado que defendía a la empresa de alquiler de motos reforzaba este argumento.

Por otra parte, Roger T. Benitez,juez federal de California

hace apenas unos días salió la noticia de que anuló la prohibición de tener armas de asalto, una prohibición que estuvo vigente durante 32 años en ese estado hasta que ha llegado la sentencia del juez Benitez, aludiendo éste a que era una medida anticonstitucional a la par que obstaculizaba el derecho de los

estadounidenses a poseer riflesemiautomáticos; Benitez dice «Como la navaja suiza, el popular rifle AR-15 es una combinación perfecta de arma de defensa en el hogar y equipamiento de defensa territorial». Los datos dicen que 2020 fue el año de violencia armada más mortífero en décadas en los Estados Unidos, aunque parece ser que, hasta ahora, el 2021 está resultando peor. Los expertos dicen que la pandemia más el aumento de la desigualdad y las protestas contra la brutalidad policial son los culpables del aumento de los tiroteos, por lo que la sentencia Benitez no parece la más acertada para los tiempos que corren.

También conocemos el artículo 19.2, de la ley del aborto de 2010, 

al que se acogen obstetras de hospitales públicos de este país para no practicar el aborto y que  indica que «los profesionales sanitarios directamente implicados en la interrupción voluntaria del embarazo tendrán el derecho a ejercer la objeción de conciencia sin que el acceso y la calidad asistencial de la prestación puedan resultar menoscabadas». Y también sabemos de  profesionales que diferencian entre leyes, sanidad pública  y creencias personales cómo atestiguan las declaraciones del médico argentino Santiago Catalán Pellet, que ante la presión sufrida por la implantación de la Ley del Aborto dimitió de su cargo de director de un departamento de Salud Pública manifestando “tengo mi reparo ético de conciencia y no puedo obstruir una ley a la que puede acceder una persona, hay que garantizarlo porque el sistema es público, no privado”, hoy en día sigue trabajando en sanidad pública pero desde otro puesto de trabajo.  

Imposible no mencionar procesos antediluvianos

como la persecución que sufrieron muchos médicos que realizaban trasplantes porque la Iglesia Católica consideraba esta práctica un atentado a la divinidad o una barbarie, como cuando se produjo aquella amenaza de excomunión[1] en 1682 al pobre paciente que recibió el trasplante de un hueso de perro para reparar su cráneo dañado;  incluso más recientemente algún párroco católico se ha descolgado con declaraciones sobre los castigos divinos a las infidelidades de la mujer.

Procesos democráticos, procesos con derecho a voto,

suceden cada día con los presupuestos participativos de las ciudades y/o comunidades autónomas, donde una mayoría decide si invertir en esto o en aquello; procesos con voto que en su momento propiciaron el comienzo de las segregaciones municipales, no en vano desde 1977 más de un centenar de municipios se han independizado de otras localidades, se puede decir que prácticamente cada comunidad autónoma ha tenido casos de segregaciones municipales.

La sociedad ha hecho ‘dejación de responsabilidad’

guiada por la seguridad que le daba el pensar que vivía en una democracia ha hecho ‘dejación de responsabilidad’ de trabajar para mejorar el sistema democrático,  de  participar más en toma de decisiones, de elaborar argumentarios y estrategias de gestión publica ya de tipo económico, político o social; y entre todos lo hicimos, todos nos abandonamos al ‘dolce far niente’ y que lo hagan otros; unos se dejaron llevar porque tienen gobiernos democráticos en la ‘zona roja’ del barómetro y se juegan el pellejo, y otros porque la tienen más ‘verde que te quiero verde’ que lo que recitaba García Lorca.

Esto va de que los tiempos cambian,

al igual que  el ‘tono patriarcal’ de la sentencia judicial sobre mi accidente-pierna no provocó en aquel momento ninguna soflama revolucionaría, ocurre que ahora en la era post-Trump y la sentencia-Benitez a los californianos tendrán que trabajar mucho para cuestionar las no restricciones a la posesión de armas;  ambas sentencias responden a una arbitrariedad dictada por un funcionario de la justicia, una contextualizada bastantes años antes del #metoo y la otra ligada a una ideología política que para más inri no concuerda con la del gobierno actual.

Esto quiere decir que hoy en día salimos a la calle

a protestar por sentencias que aluden a lo largo de una falda o a la insuficiente resistencia ante una violación o ante un abuso de autoridad a un ciudadano.

Mural showing the portrait of George Floyd in Mauerpark in Berlin. To the left of the portrait the lettering «I can’t Breathe» was added, on the right side the three hashtags #GeorgeFloyd, #Icantbreathe and #Sayhisname. The mural was completed by Eme Street Art (facebook name) / Eme Free Thinker (signature) on 29 May 2020. pic by Singlespeedfahrer

Esto quiere decir que son personas

las que trabajan la justicia , en su mayoría hombres, y que el mundo no es el mismo que hace cien años, que todo cambia vertiginosamente y que, si los empleados de cualquier empresa tienen que reciclarse en muchos temas como el ambiental, el de genero, el de igualdad, riesgos laborales, responsabilidad social, derecho administrativo, etcétera, mucho más tienen que reciclarse los funcionarios públicos que aprobaron una oposición para acceder a la Carrera Judicial y Fiscal y que en este momento actúan cómo sí fueran miembros electos de un gobierno y que por supuesto no lo son.

Todo cambia, la sociedad cambia y las sentencias judiciales

deben impregnarse de ese cambio y reflejarse en las Constituciones; un estupendo ejemplo es el Reino Unido[2] que además de beber mucha cerveza y vacacionar en Benidorm tienen una Constitución no codificada, cuyo origen data del 1688(nos llevan un poco de ventaja respecto a la nuestra de 1978) y cuya piedra angular es la Soberanía Parlamentaria que es la fuente suprema y última de su ley, y que el Parlamento puede cambiar la constitución simplemente cuando se aprueban nuevas leyes. 

Por supuesto que en ningún sitio atan los perros con longanizas,

pero algún valor tendrá 300 años de sistema judicial de un país en el que dimiten primeros ministros, donde además los jueces de la Corte Suprema pueden ser cesados por el Parlamento sin ningún drama (nada que ver con lo nuestro y/o con la rancia Europa de privilegios).

El Reino Unido, un sistema político

que tiene como principios fundamentales que todo el mundo es igual ante la ley incluyendo aquellos en el poder y que ninguna persona está por encima de la ley, y que las personas son libres de hacer cualquier cosa, salvo que la ley diga lo contrario por lo que no hay castigo sin una clara violación de la ley.

Bueno, digo yo que algo tendremos que aprender sobre Justicia y Leyes

de otros países porque Ser Europa es algo más que comer codillo con chukrut o saborear un buen whisky de malta, que se note también en nuestras leyes, en la forma de aplicarlas y si hay que cambiarlas…. pues se cambian, al fin y al cabo ¡¡copiar para bien nunca fue tan fácil como ahora!!

Montserrat Gascó Alcoberro


[1] Martínez Rodríguez, E., Paz Jiménez, J. (1995 ) . Manejo en la cirugía de trasplantes. Universidad de Oviedo. Servicio de Publicaciones de la Universidad de Oviedo, Oviedo.

[2]

Gran parte de la constitución se plasma en documentos escritos, dentro de leyes, sentencias judiciales y tratados, aunque también tiene otras fuentes no escritas, que incluyen convenciones constitucionales parlamentarias (como se establece en Erskine May hablando de evolución en procedimientos) y prerrogativas reales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies