ActualidadEl Turista Original

Reflexiones en el Día Mundial de la Prevención de Suicidios: Lo bueno y lo malo son parte de nuestra existencia terrena/1ª Parte

Las cosas buenas como las malas acaban por pasar y son parte de nuestra existencia terrena

El suicidio sigue siendo tema tabú en nuestra sociedad. El viernes 10 es el día internacional dedicado a este fenómeno y posiblemente algunos de ustedes lleguen a conocer algunas frías y aterradoras estadísticas que se refieren a él.

No es mi deseo ahondar en ello; en cambio, sí voy a esbozar en este pequeño espacio algunas reflexiones en torno al suicidio, a saber:

Para empezar, las tendencias suicidas son mucho más comunes de lo que pensamos y han estado o estarán presentes en alrededor de la mitad de las personas en algún momento de sus vidas. Podríamos afirmar además que  la mayoría de nuestras mentes llegarán a ser asaltadas por pensamientos negativos, llegando incluso al extremo de creer que la única opción a nuestra situación es el desaparecer de este mundo.

Efectivamente todos podemos caer en una espiral en la cual se nos puede “cruzar el cielo con la tierra” en un momento dado y en la cual nos será más difícil el vislumbrar cualquier solución a una situación vital desagradable.

En estos casos podemos llegar a sufrir un dolor emocional e incluso físico tan intensos que nos pueda conducir a tal estado de desesperanza hacia el futuro que lleguemos incluso a la convicción de que esta situación va a ser eterna e irresoluble.

Y salvo casos extremos, lo anteriormente descrito es incierto, pues tanto las cosas buenas como las malas acaban por pasar y son parte de nuestra existencia terrena.

Debería ser un objetivo prioritario de nuestras vidas el llegar a aprender de lo vivido hasta el punto de que no nos lleguen a atemorizar estos pensamientos, pues es totalmente normal el tenerlos. Nuestro cerebro, aunque no queramos nos juega a veces estas malas pasadas y esto está indefectiblemente ligado a nuestra condición humana. Recordemos que nuestro cerebro en su ánimo de ayudarnos a sobrevivir (esta es su función principal), siempre imagina los peores escenarios posibles.

Elías Cantó Soler

Miembro de Zerosuicidiopolicial y

Secretario del Grupo de Trabajo de Psicología Policial del Colegio de Psicólogos de la CV

About Author